Copiar enlace

Los emprendedores y marcas conocen muy bien que hay dos elementos clave que dominan las preferencias de los consumidores actuales: la inmediatez y la seguridad con la que esperan gestionar transacciones. Para satisfacer ambos, han tenido que refugiarse en las apps de pagos móviles. Aspecto que explica por qué la instalación de éstas aumentó 80 % durante los primeros meses de la pandemia de coronavirus en América Latina.

Los beneficios que las apps de pagos móviles le han aportado a la región

Un estudio desarrollado recientemente por la empresa Baufest ha destacado que la instalación de apps de pagos móviles ha generado cosas positivas para la región. Por ejemplo, permitir que 40 millones de personas crearan cuentas y que la población sin acceso a servicios financieros se redujera 73 % en Brasil, 18 % en México y 8% en nuestro país.

Vale destacar que estas cifras, de por sí alentadoras, podrían incrementarse ante la adopción de teléfonos inteligentes (smartphones) que se percibe actualmente, que ya supera al 80 % en la región.

“Esto genera oportunidades para que las billeteras digitales se canalicen a través de estos dispositivos y sigan siendo un producto rentable para las entidades financieras, al mismo tiempo que ayudan a resolver una deuda pendiente con los sectores menos favorecidos que no han accedido a cuentas de ahorros, créditos y seguros, entre otros servicios”, reza íntegramente parte de la investigación.

La adopción de las monedas digitales se generalizará rápidamente

Las billeteras digitales se han posicionado como un instrumento que encamina a la sociedad a dejar el uso de dinero en efectivo. Esto ha motivado los bancos centrales a emitir CBDC (monedas digitales de banco central, por sus siglas en inglés).

Estos activos digitales, que tienen relación con la moneda en curso legal, destacan por las siguientes razones:

  • Son capaces de reducir las ineficiencias de la impresión y el movimiento de dinero.
  • Pueden disminuir los costos actuales de administración de efectivo físico, que alcanzan hasta 1.5 % del Producto Interno Bruto (PIB) de cualquier país de América Latina.
  • Se traducirán en una mayor inclusión financiera para los usuarios.

En cuanto a las criptomonedas, sobresalen los siguientes motivos:

  •  Son monedas globales, puesto que no están reguladas por ningún tipo de organización gubernamental.
  • Son seguras, gracias a una sofisticada combinación de técnicas criptográficas probadas por expertos.
  • Garantizan transacciones inmediatas y transparentes, ideales para los comerciantes.

Los expertos en el tema aseguran que aunque el uso de las CBDC (y las monedas digitales, en general) en transacciones que se llevan a cabo diariamente se mantiene en una fase temprana, la tendencia señala que su adopción se generalizará de forma rápida. Esto como parte de la reinvención del sector financiero que se vive a día de hoy.

“El trayecto aún es largo, pero en la región avanzamos a pasos firmes en este proceso de transición que en unos años nos convertirá en una sociedad moderna, consciente e inclusiva, en la que no será necesario el uso del dinero en efectivo”, finaliza el documento.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram