Facebooktwitterlinkedin

Picap, la app nacida en Colombia que fue liquidada por la Superintendencia de Sociedades, ha resurgido, pero esta vez como una app de mensajería exprés. En un principio se trataba de una aplicación similar a Uber, pero por ciertas irregularidades quedó liquidada por una resolución de Supersociedades. Sin embargo, el pasado martes 29 de septiembre, la misma empresa reapareció, esta vez con un nuevo modelo de negocios que le permitirá operar sin problemas en el país. Ahora, con esta renovación, vuelve Picap ofreciendo un nuevo servicio y con un futuro mucho más prometedor en el mercado de Startups colombianas.

Vuelve Picap con una nueva propuesta de negocios

Adiós Picap: la superintendencia de sociedades ordena la liquidación de la app de transporte en Colombia

Según explicó el equipo de Picap a la prensa, la vuelta al juego se haría con la forma de una empresa de renta de vehículos, bien sea un carro o una moto y con o sin la presencia de un conductor, del cual podrán disponer durante horas a un precio un 30% más bajo que el resto de empresas similares.

Al igual que la filial de la App en México, Picap Colombia habría adaptado su plataforma para poder realizar rastreos de encomiendas, con lo que empezaría a funcionar como una empresa de mensajería y transporte particular en Colombia.

Este tipo de empresas ha tenido un panorama francamente difícil, y para muestra la salida forzada que habría tenido la firma en abril y que les impediría operar en Colombia por al menos 6 meses, hasta presentar el nuevo modelo de negocios con el que se reinventaría la fórmula de Picap y se comenzaría de nuevo.

El duro panorama de las apps de transporte

Similares escenarios se han visto en otras empresas de transporte particular que basan su modelo de negocios en el ambiente virtual, entre ellas Uber, que luego de una dura batalla legal que terminó ganando gracias a una sentencia del Tribunal Superior de Bogotá que le permitiría operar libremente en Colombia.

Esto marcó un precedente histórico para que este tipo de empresas fueran finalmente reguladas por parte del Congreso Legislativo, para que otras se puedan sumar a este modelo de negocios sin incurrir en una ofensa a la Ley. La polémica del caso Uber inició con una demanda por competencia desleal que terminaría afectando a Picap de forma secundaria, debido a que utilizaban un modelo de negocios similar pero enfocado en los mototaxis.

Es por esto que Picap intenta alejarse un poco del centro de la tormenta, operando bajo una figura legítima, como lo es el alquiler de vehículos y no como una empresa de taxis basada en eCommerce.

Empresas como Picap y Uber son importantes para la reapertura económica

Otra buena noticia para empresas de este tipo, es que muchos expertos han destacado a esta industria como un importante factor para la reapertura económica de Colombia y la prevención de nuevos contagios por coronavirus.

Por otro lado, Picap también informó que sus vehículos cumplirían con los protocolos de seguridad establecidos por el gobierno para prevención del Covid-19, un factor importante a tomar en cuenta para evitar nuevos roces con la justicia colombiana.

Imagen de Freepik.es

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram