Facebooktwitterlinkedin

La compañía de consultoría y datos Kantar publicó los resultados de su informe ‘Consumer Insights Q1 2022’, el cual se ha realizado tomando 6.000 hogares como muestra de estudio, recogiendo compras reales semanales que se efectuaron en 60 ciudades del país. Con el estudio se revelaron datos relevantes sobre el estado de la omnicanalidad en Colombia.

Omnicanalidad en Colombia post Covid

Según el estudio, diversos canales presentan niveles positivos en cuanto a valor y volumen, lo que refleja que las personas regresan a comprar en varios establecimientos. Ya se nota como los compradores colombianos retoman tendencias de omnicanalidad que tenían presentes antes de comenzar el Covid, lo que quiere decir que la compra se hace a través de varios canales, siempre en busca de mejores precios y opciones más accesibles.

Sin embargo, las tiendas especializadas con una contracción del 4% durante el último trimestre han llegado a su nivel más bajo de participación desde el segundo semestre del año 2020. Igualmente, los minimercados y tradicionales han notado pérdida de la participación.

Según Kantar, “la reactivación de visitas al canal y diversificación de puntos de venta para realizar compras se convierten en oportunidad para generar mayores puntos de contacto con los compradores potenciales en este nuevo contexto de omnicanalidad”.

El informe ha mostrado que la inflación ha hecho que el 61% de los consumidores en Colombia comienzan a considerar marcas más económicas, por lo que es necesario que cualquier marca resista la comparación de precios con otras marcas por medio de anuncios, generación de confianza, innovación e impulsar la relación entre calidad y precio de los productos para lograr la fidelización de los clientes.

Otros resultados que muestran tendencias de los consumidores colombianos frente a la inflación

Durante el primer trimestre del 2022, 7 de cada 10 ciudadanos colombianos manifiestaron gran preocupación por el aumento de la inflación. Incluso, en sectores industriales también se ve con preocupación este fenómeno.

La inflación anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) ha llegado al 8,53% al cierre de marzo, mientras que la inflación del primer trimestre se elevó al 4,3%. Aún más preocupante es que al final de abril, la inflación anual cerró en 9,23%, el más alto nivel desde hace más de 20 años.

“Si bien esta situación está altamente influenciada por la guerra entre Rusia y Ucrania, el COVID-19, las elecciones presidenciales y los indicadores macroeconómicos, estos son factores determinantes a la hora analizar y entender la situación. Con estos datos podemos identificar cómo se va a comportar el panorama y qué influencia tiene en el desarrollo del país y los hogares colombianos”, afirmó Jaime García, country manager de Kantar división Worldpanel Colombia.

Pero a pesar de todo, las perspectivas de crecimiento económico son positivas. Los hogares colombianos han reportado un crecimiento acelerado del gasto, motivado a que los productos han aumentado el 19% de sus precios en relación con el trimestre del 2021.

Imagen Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram