Copiar enlace

Existe una cualidad que deben desarollar las empresas o marcas que deseen liderar con éxito el futuro y conquistar a los consumidores: la inclusividad desde el punto de vista de la responsabilidad social. Es decir, tomar en consideración a ese 15 % de la población mundial que tiene algún tipo de discapacidad como inspiración para potenciar la experiencia web.

No es difícil presumir que la transformación hacia un eCommerce inclusivo no es tarea sencilla; por eso, la compañía afiliada a la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), Ecomsur, ha elaborado una serie de recomendaciones que servirán como base.

Tips para la construcción de un eCommerce inclusivo

Los líderes detrás de la firma consideran que, independientemente del tipo de discapacidad (dislexia, discapacidad auditiva, discapacidad motora, etc), las páginas web deben garantizar la accesibilidad para que las personas puedan percibir, navegar e interactuar de la mejor manera. A continuación, algunas de sus recomendaciones básicas:

Ortografía y color

Permitir que el buscador arroje resultados aún cuando la ortografía no sea correcta o precisa marcará una diferencia importante. Aunado a esto, debe haber contraste en el color y tamaño de letra utilizado.

Facilidad para consumir información

Se insta a diseñar espacios amplios y que no demanden tanta precisión con los clic, puesto que es algo que se le puede dificultar a determinadas personas. También se debería activar una opción que permita agregarle subtítulos a los contenidos audiovisuales.

Acercar el contacto

Es necesario que se tenga a disposición varios canales de comunicación para que sea el consumidor quien decida la forma en que quiere ser contactado.

Con respecto a la información relevante de la marca, debería ponerse a primera vista.

Proporcionar elementos de ayuda

La comunicación en los llamados de acción también deben mantenerse clara. De ser posible, estar acomapañada por imágenes y diagramas que le den soporte al texto en cuestión.

“Si implementamos la accesibilidad web en nuestros sitios, será un signo de responsabilidad social. Un compromiso con los usuarios, siendo empáticos con cada una de las diversidades. Esto mejora la experiencia y al mismo tiempo genera impacto positivo a los clientes y usuarios, explicó Elías Zafe, gerente corporativo de negocios en Ecomsur.

Beneficios que obtienen las marcas que apuestan por la inclusión social

Desplegar un sitio web con un enfoque inclusivo genera los siguientes beneficios en las organizaciones:

  • Más clientes. Al dirigirse a todos, se maximiza el mercado potencial de cualquier producto o servicio que ofrezca la marca.
  • Mejora la calidad y la satisfacción de todos los clientes. En este punto, es importante recordar que los consumidores actuales son más exigentes con las empresas y lo que ofrecen, también se interesan más por ser parte activa del cambio.
  • Más fidelidad de todos. Es bien sabido que los usuarios repiten si tienen una experiencia satisfactoria.
  • Mejora la imagen de marca. La sociedad percibe de un modo positivo que las marcas trabajen en torno a la normalización de la diversidad.
  • Genera nuevas oportunidades de negocio. Cada vez son más las firmas que priorizan a los proveedores que toman en cuenta el desarrollo de ofertas universalmente accesibles.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram