Facebooktwitterlinkedin

Rappi enfrenta multas en Colombia emitidas por la Superintendencia de Industria y Comercio gracias a una gran cantidad de quejas por la mala calidad de su servicio y por otros escándalos delicados para los cuales la empresa no estaba preparada a responder.

No ha sido un año fácil para nadie, pero 2020 ha cerrado definitivamente con el pie izquierdo para la empresa, pues luego de acumular una gran cantidad de quejas por deficiencia en el servicio, por una plataforma poco segura para menores de edad y por omisión de las leyes publicitarias con respecto a la salud y muchas otras faltas, el ente responsable de salvaguardar la seguridad de los consumidores, la SIC, ha decidido tomar cartas en el asunto y ha formulado una multa que asciende al valor de 2000 salarios mínimos.

Rappi enfrenta multas por fallas en el servicio en Colombia y por romper distintas leyes regulatorias

Si bien Rappi ha sido favorita durante muchos años para los colombianos, quienes en gran medida la prefieren para adquisición de productos a domicilio, en el 2020 Rappi ha acumulado una serie de polémicas que podrían afectar la opinión pública sobre ellos. Desde protestas en busca de mejores condiciones de trabajo para los rappitenderos hasta quejas por fallas en el servicio, retrasos, paquetes perdidos y muchos otros similares.

Entre las razones por las que Rappi enfrenta multas en Colombia se encuentra:

  • Un acumulado de más de 60.000 quejas entre junio y diciembre de 2019, entre el primero y el 10 de marzo y el día de las madres, períodos en los que se reportaron un mayor número de quejas hacia el servicio prestado por la compañía.
  • Fallas en la actualización de información en la aplicación: no se actualiza el stock o los precios en el momento oportuno.
  • Una plataforma a la que los niños pueden acceder a la adquisición de productos de venta prohibida para menores, como alcohol, fallas en la actualización de información de la aplicación.
  • Omisión a las leyes publicitarias de productos nocivos para la salud; es decir, no indicar cuando ciertos productos ofertados en la plataforma son nocivos para la salud, por ejemplo, el alcohol.
  • Falta de verificación de edad para comprar dentro de la plataforma, lo que permite que menores de edad puedan adquirir productos de venta prohibida hasta cumplir la mayoría de edad.

Rappitenderos exigen mejores condiciones laborales en Bogotá

Siguientes pasos de la SIC

El caso de Rappi, aunque de momento solo es una multa, podría escalar a problemas mucho más graves si la compañía no corrige los fallos que el organismo ha dictado en el comunicado. De momento, sin embargo, no procede ningún proceso jurídico alguno por lo que la empresa solo deberá pagar la multa en caso de que la investigación arroje que todas las faltas de las que se acusa a la empresa son completamente ciertas.

Esta multa, como ya habíamos mencionado, ascendería hasta los 2000 salarios mínimos. Se desconoce si el organismo planea abrir cargos legales contra la empresa, pero por el momento las consecuencias serían meramente económicas y quizás un poco de desprestigio ante la opinión pública que hasta ahora seguía favoreciendo a la empresa, una de las más importantes multinacionales de origen colombiano en la actualidad.

Imagen de Freepik.es

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram