Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Los test A/B (también conocidos como AB Test o A/B testing) son fundamentales para comparar el comportamiento de los usuarios al planteárseles diversas opciones sobre una propuesta a evaluar. Es una de las formas más sencillas y económicas de mejorar los objetivos que persigues con tu sitio web mejorando de forma interna su rendimiento. De hecho, el objetivo de plantear test A/B es optimizar, son pruebas que sirven para optimizar una estrategia de marketing o mejorar la efectividad de una landing page.

Qué es un test A/B

Con ellos se experimenta el comportamiento de los usuarios en las diferentes versiones de una misma página, banner, etc. para que sepamos exactamente ante qué alternativas responden mejor y cuando los resultados son más positivos.

En palabras más claras: Se trata de preparar dos o más versiones de una misma propuesta y dividir el tráfico que llega a ella hacia las diferentes alternativas que tengamos. Una vez puesto en marcha, la herramienta que ejecute el test A/B recopilará los resultados y se podrá entonces verificar el rendimiento de cada opción, revisar que diseño funciona mejor y utilizarlo en adelante.

Cómo realizar un test A/B

1. Céntrate en una sola página

Como primer paso debemos enfocar nuestra atención a una sola página de nuestro sitio web. Centrarnos en un solo paso que queremos testear en nuestro sitio y tener claro el objetivo que tiene esa página específica para verificar correctamente los resultados al final.

2.  Busca puntos de mejora

Una vez que has elegido la página donde se va a realizar el test, es necesario analizar para tratar de localizar puntos de mejora. Esto se puede realizar por medio de Google Analytics para revisar que páginas tienen mejores y peores resultados en tu sitio. Cual de tus páginas genera menor tasa o mayor número de vistas y detecta los elementos en común.

Con este análisis puedes intuir que elemento puede estar afectando a que la página que vas a trabajar tenga un ratio menor al de otras de tu sitio. Con este paso entenderás cómo se enfrenta el usuario a esa página en concreto y que pueden tener el resto de las páginas para que su rendimiento sea superior.

3. Plantea una hipótesis

El siguiente paso es construir una hipótesis en base a lo que has observado. Con ellas podrás pensar en posibles soluciones o motivos para mejorar esa página en específico. Quizás una imagen no es suficientemente atractiva, o no se tienen suficientes enlaces y hace que esa página sea difícil de navegar, o incluso quizás los colores varían y estos hacen que los usuarios abandonen.

Debes analizar todas las variaciones que encuentres y encontrar cuál de las opciones que te planteas ofrece mejores resultados.

4. Prepara las variaciones

Ahora deberás preparar las diferentes variaciones de tu página que probarás. Por lo general se llama Control a la página actual y Variante a la nueva versión de prueba.

Es muy importante que tomes en cuenta que se tendrán que probar los elementos uno por uno para estar seguros que la variación se produce por ese motivo.

5. Fija un horizonte temporal

Es el momento de determinar el tiempo que va a estar activo el test, cómo vas a distribuir el tráfico que llega a esa página en sus diferentes variantes y el nivel de significancia que nos interesa valorar. Ten siempre presente el volumen de visitas que se tienen.

6. Arranca el test A/B

Hora de poner en marca el test A/B. Divide el tráfico entre las diferentes variaciones preparadas y ve analizando los resultados que se obtienen en cada caso.

7. Contrasta los resultados

Finaliza el test, ya sea que se haya especificado una fecha para terminarlo o de ser posible mantenlo hasta que haya suficiente tráfico para que se pueda considerar significativo el cambio que mostrará. Verifica tus hipótesis con los resultados obtenidos.

Si los resultados fueron significativos aplica el cambio en la página incorporando la variación que te haya dado mejores resultados. Si los resultados no fueron significativos tienes que comenzar de nuevo el proceso y desarrollar nuevas hipótesis hasta encontrar el elemento que tiene efecto en los resultados.

Siguiendo estos pasos estamos seguros que podrás mejorar los objetivos que persigue tu sitio web.

Imagen: Shutterstock.com

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram