Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El desarrollo web está lleno de términos que en un principio nos pueden resultar confusos. Pero una breve información sobre ellos te ira desvelando el contexto y fondo en el que todas estas herramientas podrán ayudarte en tu estrategia de marketing digital. Hoy te mostraremos lo que el Inbound Marketing puede hacer por ti.

Definición del Inbound Marketing

El Inbound marketing es una metodología de trabajo para marketing digital cuyo objetivo es convertir a personas ajenas a tu empresa en activos clientes o promotores.

Lo que se pretende con él es que el usuario y cliente potencial te encuentre a ti en lugar de ir a buscarle. Por  medio de una serie de pasos y con diferentes herramientas logramos captar la atención del usuario y que este nos promocione recomendándonos o se convierta en cliente activo.

¿Cómo se hace? Bueno, está basado en la creación de contenidos valiosos para tus clientes potenciales y así es como se atrae a la web empresarial. Es una forma sutil y progresiva de conectar con audiencias a través de sus necesidades y búsquedas de información en internet.

Según la empresa líder en servicios de Inbound Marketing, Hubspot, los pasos a seguir para desarrollar la metodología inbound se puede resumir con el siguiente gráfico:

Inbound Marketing

Así es como adaptando los contenidos que publiquemos, el Inbound Marketing puede ofrecer al usuario la información que necesita en el momento oportuno, teniendo en cuenta si esa persona es desconocida, visita frecuente, contacto, cliente o promotor comprometido con la marca.

Es un proceso a mediano-largo plazo que permite conocer mejor al usuario, darle contenido de valor y ayudarle a entender mejor sus necesidades, convirtiéndolo al final en un cliente de nuestro producto o servicio.

Se trata de impresionar, es un diálogo y no un discurso de ventas que al final resulta aburrido o acosa al cliente potencial. Es atracción y promesas, educación del usuario y vocación de servicio ya que al ayudarás a comprender a tus usuarios al mismo tiempo que ellos se interesan en lo que tú haces.

Según el modelo anterior, el Inbound Marketing se trata de Atraer, Convertir, Cerrar y deleitar, y estos serán los contenidos centrales en la realización del as acciones para atraer a los usuarios.

Las cuatro tareas son:

  • Atraer: Se trata de ganar a las personas interesadas en nuestros contenidos, que podrán convertirse en clientes. Se utilizan diferentes recursos y técnicas siguiendo una planeación estratégica para conseguir resultados.  Se juzga por su comportamiento en el sitio si tienen el potencial para comprar y se les ofrece las posibilidades.
  • Convertir: Trasformar a los visitantes en contactos o leads. Se les solicita su información personal (email, nombre, etc.) a cambio de material extra que podrá ser de su interés (artículos técnicos, e-books, páginas informativas). Los formularios o las llamadas a la acción pueden ser muy útiles en este paso.
  • Cerrar: una vez que se forma la base de datos, se gestionan los registros para convertir a cada contacto en un cliente. Se le envía emails con información de los productos y servicios y se les puede invitar a demos o anunciarles casos de éxito.  Este proceso es conocido como Lead Nurturing. Dependiendo las interacciones del usuario con cada mensaje se le asigna un valor (lead scoring) que nos servirá para conocer si el contacto está listo para la compra o aún no.
  • Deleitar: Cuando hemos conseguido el cliente en proceso, se continúa con más comunicación, personalización y educación. La meta es conseguir clientes recurrentes y no solo clientes esporádicos. Que los clientes amen la marca y los recomienden.

Imagen: Shutterstock.com

Shares