Copiar enlace

Una de las formas más efectivas que tienen las empresas para determinar la efectividad o fracaso de sus estrategias de marketing es por medio del marketshare, también conocido por su traducción al español como participación de mercado.

Este término puede verse vinculado con factores como el valor monetario, el volumen de ventas o la competencia en el mercado, y con base a ello, depende su tipología.

La importancia de medir el marketshare

Los expertos coinciden en que la importancia de medir el marketshare se encuentra vinculada a los beneficios que es capaz de ofrecer. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Conocer las fortalezas y debilidades internas de la compañía, además de las de sus competidores.
  • Aprender mejores prácticas de la mano de los líderes del sector en el que se desenvuelven.
  • Analizar y estar al día con las tendencias del mercado.
  • Identificar las necesidades y preferencias actuales de los consumidores colombianos.
  • Reformular las planificaciones estratégicas, tanto de crecimiento o retorno sobre la inversión (ROI).
  • Tomar decisiones más acertadas, en términos generales.

Cómo calcular el marketshare

Para calcular la tasa de participación de una marca dentro del mercado, se deben llevar a cabo cuatro pasos:

  • 1. Determinar la unidad de medición

Al determinar la unidad de medición, se facilitará la recolección e interpretación de los datos. Este indicador puede ser calculado en términos de unidades vendidas o de facturación.

  • 2. Definir la totalidad del mercado

Este punto requiere del conocimiento de la industria, o más específicamente la competencia. Para obtener esta información, se pueden consultar estudios de marketing, estadísticas publicadas, reportes del gobierno y otro tipo de fuentes.

  • 3. Aplicar la fórmula de participación en el mercado

Para determinar el marketshare, se debe aplicar la siguiente fórmula: tasa de participación en el mercado = ventas de la empresa / ventas totales del mercado.

Vale destacar que la misma puede aplicarse de forma individual, sobre cada uno de los productos o servicios.

  • 4. Analizar la información y tomar decisiones

Poner en marcha lo mencionado en los puntos anteriores le permitirá a las compañías tomar decisiones más acertadas. Esto siempre y cuando se mida la efectividad de lo aplicado de forma constante.

 

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram