Copiar enlace

Todas las estrategias de marketing persiguen la conversión de los clientes, pero con el content marketing se puede dar forma a la imagen y personalidad de la marca. Que los usuarios se identifiquen con los mensajes que se publican para que lo compartan en internet con amigos, familiares. Pero profundicemos un poco más en este tema.

¿Qué es el content marketing?

La definición más precisa que podemos ofrecer sobre el content marketing es el arte de establecer una comunicación con los clientes, creando y distribuyendo contenido de valor que no venda nada, sino que mejore, modifique o enriquezca su comportamiento.

No se debe confundir con el inbound marketing, del cual forma parte. Mientras que el inbound marketing es un proceso completo de trabajo que pretende atraer, convertir, cerrar y fidelizar al cliente, el content marketing busca crear contenido de valor que atraiga tráfico a la página o redes sociales de la marca.

Beneficios para la marca al utilizar esta estrategia 

El content marketing puede ayudarte a reducir el costo para adquirir clientes y que la marca sea más relevante, pero si necesitas más ventajas te dejamos cuatro:

  • Mayor notoriedad y posicionamiento de marca. Un contenido de valor ayuda a que la marca se consolide y se convierta en una referencia dentro del sector. 
  • Tráfico orgánico a tu página web o redes sociales. Cuando tu contenido es reconocido por Google, tu marca queda en la primera página de resultados de búsqueda.
  •  Más engagement. Con contenido de valor continuo puedes educar a tus usuarios, generar cercanía y que visiten con frecuencia tus redes o páginas. Luego de un tiempo, tus usuarios serán también defensores y embajadores de tu marca.
  • Aumenta tu base de datos. Un contenido de valor no solo atraerá más tráfico, sino que los usuarios dejarán sus datos para registrarse en tu web (al solicitar el correo puedes hacer email marketing)

Claves para aplicar el content marketing

Los mensajes que publica la marca pueden contar historias personales que toquen los sentimientos de los usuarios, pueden enseñar la mejor forma de usar un producto o cómo mejorar una experiencia, pero para eso necesitas:

  • Definir los objetivos. El content marketing puede usarse para atraer clientes, crear engagement, generar tráfico, fidelización, lanzar o posicionar productos o servicios, entre otros.
  • Definir el público. Es necesario identificar el prototipo de cliente que se quiere atraer.
  • Análizar de la competencia. Debes conocer las otras empresas de tu sector y el contenido que manejan para que encuentres tu factor diferenciador.
  • Planificar. Aquí debes comenzar a buscar temas con los que puedas crear contenido y el formato. Puedes usar artículos de blog, documentos o ebook descargables de tu página y contenido visual como videos, fotografías o imágenes. 
  • Crear y distribuir contenido. Tu contenido debe ser de calidad y original, por lo que necesitas dedicarle el tiempo suficiente. Para distribuirlo no te limites a la página web y complementa con planes de social media.
  • Monitorear resultados. No es solo publicar, es necesario hacer seguimiento de la estrategia y medir su efectividad.
  • Cambiar estrategia. En caso de que tus objetivos no se estén cumpliendo o que la necesidad de tu público haya cambiado, es necesario hacer cambios. 

Lo que no se mide, no se puede cambiar

Lo más seguro es que quieras conocer si tu inversión en tiempo y dinero está teniendo los resultados deseados, por lo que es importante aplicar estas principales métricas.

  • Consumo. Ya que el content marketing busca atraer tráfico, entonces se debe saber el número de visitas de tu página web y el tiempo que pasan en ella.
  • Retención. Esta se refiere al número de personas que se registren en tu página.
  • Compartibilidad. Aquí podemos medir cuántas veces se ha compartido tu contenido, los likes y comentarios.

Imagen Pexels

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram