Shares

Una de las grandes incógnitas que atormenta a los emprendedores, y aquellos que están en proceso de serlo, es entender de una vez por todas por qué fracasan las startups.

Es uno de los grandes interrogantes para las nuevas empresas que están arrancando.  Pues bien, la plataforma tecnológica CB Insights, ya ha dado un paso adelante para desgranar un poco este rompecabezas.

Cómo entender por qué fracasan las startups

Para entender por qué fracasan las startups, CB Insights ha analizado los datos forenses de 101 startups que han pasado a mejor vida.

Al analizar cada una de estas historias de fracaso, se ha podido identificar varios patrones comunes en estas empresas. Con esta información  han elaborado una lista con los principales motivos que pueden explicar por qué fracasan las startups. Hay que destacar, que en la mayoría de los casos, tal como indica la plataforma, es raro que una startup fracase por solo una razón.

En este sentido, esta lista no debería considerarse como un manual de supervivencia, sino como una recopilación de lecciones muy útiles para cualquiera que se precie en el ecosistema emprendedor.

La escasa visión de mercado y la falta de dinero, los dos motivos más habituales

Sin suponer ninguna sorpresa, el motivo más mencionado por las startups en ruina es la poca visión de mercado que han tenido a la hora de idear sus negocios.

Un 43% de los casos han comentado que la incapacidad de satisfacer las necesidades del mercado explica por qué sus negocios han caído en desgracia. Si nadie está interesado en lo que vendes, es muy complicado tener clientes.

El estudio cita el caso de una de las startups estudiadas, Kolos, desde la que explican que en su caso hicieron muchas cosas bien, pero ignoraron lo más importante: encontrar el producto correcto.

Después de la incapacidad de entender el mercado, el quedarse sin recursos es la segunda razón  mencionada para entender el  fracaso de las startups, con un 29% de presencia en los casos estudiados.

El dinero y el tiempo son finitos y deben distribuirse con prudencia. Es lo que le ha pasado a la firma de realidad aumentada Daqri, que cerró después de gastar más de 200 millones de euros y no recaudar más en nuevas rondas de inversores.

La importancia del equipo de trabajo en las startups

Contar con un equipo de trabajo adecuado, cada uno con habilidades definidas, también se ha mencionado como crucial a la hora de determinar el éxito de una empresa.

Algunos de los fundadores han lamentado que en el fracaso de sus startups ha influido la falta de trabajadores con perfiles específicos para cubrir las diferentes necesidades. Como así lo ilustró el fundador de la compañía Nouncer, ya que indicó que uno de los problemas del fracaso de su startup fue la falta de un socio en las decisiones comerciales y tecnológicas.

No solo eso, la falta de afinidad o acuerdo entre los fundadores o incluso entre miembros del equipo se determina como un obstáculo muy grande a la hora de poder mantener el éxito de una startup.

Top 10 unicornios: las startups más valiosas del mundo (2019)

El marketing en el éxito o fracaso de una empresa

El marketing también es clave para determinar por qué fracasan las startups. La habilidad de atraer la atención del público objetivo y convertirlos en clientes es uno de los ejes para definir el éxito de un negocio. La incapacidad de comercializar un excelente producto o un gran servicio conduce a las compañías al fracaso.

En la misma línea, la mayoría de los fundadores de estas startups en ruinas coinciden en señalar que hay que prestar atención al modelo de negocio. Permanecer en un solo canal, no evolucionar o no encontrar formas de optimizar el producto provoca la vacilación de los inversores y la incapacidad de los fundadores de rentabilizar el negocio.

Lo mismo sucede cuando se ignora a los consumidores,  es una forma de asegurarnos que el negocio va a fallar. Es una deficiencia fatal que condena a las startups al fracaso.

Otros motivos que explican por qué fracasan las startups

Si las razones de arriba te parecen pocas, no te preocupes, existen más motivos para explicar el descalabro de algunas startups.

No advertir las malas decisiones

El hecho de no alejarse de un mal producto, una mala contratación o una mala decisión, se constituye como una de las razones que han hecho fracasar a las startups en un 7% de los casos estudiados.

Estar anclados en una idea sin percatarnos de que es un error puede agotar los recursos y el dinero, además de frustrar a los empleados por la falta de progreso. En cualquier caso, hay algunos que piensan que los un giro en las decisiones no siempre es la respuesta.

Por ejemplo, Fred Wilson, de la empresa de capital riesgo Union Square Ventures, considera que los cambios de rumbo están sobrevalorados y a veces es mejor dejar que una mala idea falle. En concreto, aceptarla, reconocerla y lidiar con ella.

El agotamiento

Guía de supervivencia para tu startup de eCommerce

Un buen equilibrio entre el trabajo y la vida familiar no es algo que los fundadores de startups suelan tener, por lo que el riesgo de extenuación es alto. De esta manera,  el agotamiento es otra de las razones que explican por qué fracasan las startups.

En estos casos es necesario redirigir los esfuerzos cuando nos encontremos en un callejón sin salida para tener éxito y reducir el agotamiento. Igualmente es importante contar con un equipo sólido y diverso donde las responsabilidades se puedan compartir.

Existe la creencia generalizada de que la construcción de una empresa exitosa implica, muchas veces, el exceso de trabajo. Así lo piensa Arianna Huffington, fundadora de The Huffington Post, que considera que la visión predominante (y errónea) de los fundadores en Silicon Valley es que para tener éxito y construir una empresa de alto crecimiento es necesario que se quemen al máximo.

La falta de contactos

Esta es una de las razones que se podría considerar de las más obvias. Muchos emprendedores lamentan que su falta de contactos e inversores les complica el camino para hacer triunfar su negocio.

Es por eso que no extraña que la falta de contactos sea uno de los motivos de fracaso de muchas startups. Los emprendedores no deberían tener miedo a pedir ayuda cuando fuese necesario. A veces se cae en el error de querer hacerlo todo por uno mismo y eso puede llevar irremediablemente a una empresa a la ruina.

Por otro lado, tal como han comentado varios fundadores de startups en el informe, también puede suceder que el problema esté en la falta de interés de los propios inversores, ya sea al inicio de las rondas de financiación o una ausencia de exista una falta de interés, ya sea en la ronda de financiación de serie A o una falta de disposición absoluta.

Perder el norte

Entre todas las historias que explican por qué fracasan las startups, se encuentra un 13% de casos de fundadores que terminan distraídos en el proyecto, ya sea por problemas personales o simplemente por una pérdida de enfoque. E

s lo que le ha pasado, según indica el informe, a la startup de eCommerce DonebyNone. Mientras se centraban en otros problemas que debían resolverse, descuidaron la experiencia del consumidor.

Uno de los puntos esenciales para los negocios emergentes. Encima, un desvío en el enfoque lleva irremediablemente a la toma de malas decisiones y, por lo tanto, al fracaso.

Dificultades con el producto/servicio

Guía de estrategias de marketing para startups

 De igual manera, para entender por qué fracasan las startups, hay que valorar si el planteamiento que se le está dando al producto es el adecuado. A veces, una startup puede partir de una idea simple y complicarse su desarrollo por cuestiones legales.

Por otra parte, un negocio también puede ir por el mal camino cuando lanza su producto demasiado pronto o demasiado tarde y no en el momento adecuado. Especialmente cuando se ignora lo que los clientes necesitan, ya sea de forma consciente o de forma accidental.  A esto hay que sumarle la dificultad de fijar un precio lo suficientemente alto para cubrir los costos pero adecuadamente bajo como para atraer clientes.

Asimismo, la ubicación juega un papel importante en el fracaso de una startup. Si por ejemplo el equipo de trabajo desempeña sus funciones de forma remota, hay que asegurarse de encontrar métodos de trabajo a distancia efectivos. De lo contrario, la falta de un equipo de trabajo y encima sin planificación, podría conducir a la empresa a la quiebra.

Falta de pasión e ignorar la competencia

A pesar de que se piensa que las nuevas empresas no deberían prestar atención a la competencia, una vez que una idea entra el mercado, va a tener siempre sus rivales comerciales nos guste o no. Pese a que es cierto que obsesionarse con la competencia no es saludable, ignorarla puede acelerar la ruina de un negocio.

Un 19% de las startups señalaron este motivo como clave en su fracaso. Por último, entre todas causas que pueden aclarar por qué fracasan las startups hay que subrayar que aunque la idea de startup sea brillante y revolucionaria, la falta de pasión y la falta de conocimiento en el ámbito pueden pasar factura y ser razón suficiente para motivar el fracaso de tu empresa. Un 9% de casos en este infome lo corroboran.

Imagen: Depositphotos

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram