Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Twitter anunció hace unos meses el cierre de su plataforma de vídeos Vine, aunque las cuentas aún no habían sido cerradas y los usuarios de Vine podían seguir accediendo, y por lo que se sabe ahora, también exponiendo sus datos a terceros.

Los datos de los usuarios de Vine pudieron haber sido expuestos

De acuerdo a un comunicado de Twitter, los usuarios de Vine pudieron haber tenido sus datos expuestos a terceros debido a un error que, de acuerdo a la compañía, no duró más de 24 horas, permitiendo que otras personas pudieran ver las direcciones de correo y números telefónicos.

Twitter resalta que ninguna contraseña de esta plataforma fue expuesta, y que el error fue registrado en los archivos de Vine, además de que no se filtraron datos de cuentas de Twitter, sino que el correo electrónico o número de teléfono de ciertos usuarios estaba disponible bajo una “serie de circunstancias” y no de manera general.

La compañía se negó a comentar oficialmente los detalles sobre cómo descubrió este error o cómo fueron los detalles que llevaron a terceros a ver esta información sobre los usuarios de Vine.

Sin embargo Twitter está alertando a los usuarios sobre ser cautelosos con cualquier correo electrónico de remitentes desconocidos, aunque la compañía asegura que es muy poco probable que alguien haya capturado o dado mal uso a esta información.

El problema de mantener una plataforma…sin mantenimiento

Hasta el momento Twitter no ha admitido una cifra sobre qué porcentaje de la base de usuarios de Vine pudo haber sido afectada, pero si resaltó “Queremos enfatizar que esta información no se puede usar directamente para acceder a su cuenta, y no tenemos información que indique se ha utilizado mal”.

La aplicación de Vine cambio radicalmente luego de que la compañía cerrara sus operaciones a principios de año debido principalmente a que otras aplicaciones de vídeo son más utilizadas y a la crisis por la que ha atravesado Twitter.

Pero los usuarios de Vine pueden seguir grabando vídeos cortos, que pueden publicarse por medio de Twitter o ser guardados en el carrete de la cámara para utilizarse en otra aplicación.

Sin embargo, el hecho de que estos recursos permanezcan en línea incluso cuando Vine ya no es prioridad para la empresa, significa que existe la posibilidad para que ocurran más incidentes de seguridad.

Se logra entender que los usuarios de Vine quieran mantener esta plataforma para tener sus archivos disponibles, puede que sea mejor para Twitter cerrar completamente el sitio, y así no tendría que invertir sus recursos en mantenimiento o preocuparse por este tipo de incidencias.

Twitter dice en su correo electrónico a los usuarios que pudieron haber sido víctimas de la exposición de sus datos, que no es necesario restablecer sus contraseñas en la cuenta de Vine, pero que cualquier comunicación oficial de la plataforma vendrá de una dirección oficial de Twitter, y que jamás se preguntarán datos sensibles como su contraseña o se les pedirá abrir un archivo adjunto, para que no se dejen sorprender.

Imagen: Shutterstock.com

Shares