Facebooktwitterlinkedin

Sin duda alguna, la tecnología y el teletrabajo han sido los principales salvadores de muchos empleos en todo el mundo durante 2020 y lo seguirá siendo durante un buen tiempo durante 2021. Sin embargo, no se puede ignorar que el teletrabajo no es una modalidad a la que todo el mundo podría adaptarse. A pesar de la humanización de la tecnología y que cada vez estamos más conectados y, de alguna forma, viviendo tanto en el mundo real como en internet, lo cierto es que los retos del trabajo a distancia siguen siendo los mismos: un sentimiento de falta de pertenencia, desmotivación, la fusión del hogar y el ambiente de trabajo y muchos otros factores que terminan por afectar negativamente la productividad.

¿Cómo abordar los problemas de la tecnología y el teletrabajo desde la empresa?

Según Buk Colombia, a pesar de la facilidad que existe para conectarse con la empresa empleadora, realmente existen muchas dificultades a la hora de mantener la productividad con el teletrabajo, para los cuales se deberá echar mano de los departamentos de recursos humanos, para generar campañas que ayuden a mejorar la productividad de los empleados que se tengan bajo esta modalidad.

A través de las nuevas tecnologías se pueden crear campañas de Employer Branding que permitan establecer una conexión mucho más cercana con los empleados que se encuentran trabajando desde casa, ayudarlos a sentir pertenencia por la empresa los ayudará también a sentirse más motivados para cumplir con sus obligaciones laborales.

También invertir en programas educativos que les permitan a los propios empleados aprender nuevas habilidades que les permitan desarrollarse mejor en su puesto actual además de tener la posibilidad de escalar dentro de la propia empresa. El uso de herramientas tecnológicas más avanzadas para mejorar tanto los resultados como la experiencia del propio trabajador, reemplazar los viejos sistemas de intranet de la empresa por servicios más novedosos y cuya interfaz permita realizar los mismos procesos en menos pasos ayudará a los trabajadores a ser mucho más eficientes y su trabajo se sentirá mucho más satisfactorio.

Finalmente, el liderazgo remoto, menos como una especie de líder autoritario, sino como un elemento que motive la productividad. La empresa debe crear una relación más cercana con sus trabajadores a distancia, mostrar interés en ellos, aunque no se presenten físicamente en las instalaciones de la empresa.

Permanecer conectados no siempre es lo mejor

Por otro lado, el colaborador debe poder desconectarse y descansar. Muchos suelen tener la creencia de que trabajar desde casa no es tan agotador como trabajar en una oficina, pero puede llegar a ser incluso peor, ya que, al no haber distinción entre la oficina y el hogar, se pueden dar muchas situaciones que terminan desgastando emocionalmente al propio trabajador.

Bienvenidos a la era del teletrabajo: por qué ha venido para quedarse

Todo esto puede llevar a que quienes trabajan bajo esta modalidad tengan problemas con su familia, tecnofilia, o experimenten burnout laboral en el mediano a largo plazo. También puede ser mucho más fácil para las empresas recurrir al Crunch laboral si el empleado se encuentra en situación de trabajo remoto, y muchas situaciones que se deben abordar con sumo cuidado.

Es necesario que tanto la empresa como el propio trabajador entiendan esto y que se creen normas que tanto la empresa como el colaborador debe acatar, tanto por la salud de los propios empleados cómo por los niveles de productividad de la empresa, y para que los modelos de teletrabajo sean realmente viables a lo largo del tiempo.

Imagen de Unsplash

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram