Facebooktwitterlinkedin

El cambio climático, después de la pandemia, es uno de los desafíos que la humanidad debe superar lo antes posible, ya que un desbalance en los patrones climáticos acelerado por nuestra propia actividad podría traer consecuencias graves a futuro. Es por ello que la moda sostenible despega en Colombia, gracias al sin fin de propuestas que han aparecido para el cuidado del medio ambiente, y en concreto una propuesta que apunta a reducir el desperdicio de materiales de la industria textil.

Esta industria suele perder alrededor de 100.000 millones de dólares anuales en materiales debido a que, por lo general, la ropa se usa por cada vez menos tiempo, lo que deriva en que una gran cantidad termina siendo descartada y finaliza su vida útil en vertederos o incineradoras. Es por ello que se han impulsado los denominados “eco-diseños” que incluyen mayor porcentaje de materiales biodegradables como el algodón cultivado naturalmente, con diseños eficientes que buscan desperdiciar el mínimo de material durante su fabricación. Cabe destacar que esta propuesta ha calado en marcas como Tommy Hilfiger, por lo que los resultados terminan siendo bastante llamativos y venden muy bien, calando perfectamente en nuestra sociedad.

Los eco-diseños y la moda sostenible son una alternativa Eco-Friendly muy exitosa

Más allá, incluso, que los diseños bonitos y una tendencia de moda, parece ser que gran parte del consumo se ha tornado mucho más consciente, lo que ha determinado un mejor rendimiento de estos eco-diseños y que la moda sostenible se haya convertido en un triunfo para la industria. Gracias a este movimiento dentro de la industria de la moda, las marcas están cada vez más interesadas en asumir este nuevo estilo que parece tener un fuerte impacto en la consciencia colectiva y mejora en gran medida las ventas de otras marcas.

¿Cómo contribuir a la moda sostenible?

Como consumidores debemos entender que comprar diferente no es el único paso que podemos tomar, sino que, también podemos mejorar algunos aspectos de nuestra propia cultura. En lugar de tirar la ropa que no usamos a la basura tenemos alternativas, en especial si dicha ropa está en buen estado.

La principal alternativa a tira la ropa es donarla, cosa que, además, te dará un sentimiento gratificante de haber servido a una persona con menos posibilidades económicas que tú. La ropa es un bien de primera necesidad y donarlo es un gesto que enaltece el espíritu.

Para ello, las apps de venta de segunda mano son indispensables herramientas para lograr agilizar este proceso y además de ganarte un poco de dinero que puedes usar en nuevas prendas, ayudas al medio ambiente y reciclas tu armario.

Si la ropa está en mal estado y no se puede donar, siempre puedes reciclar. Aunque la tela se pudra y se vuelva quebradiza, existen partes como las cremalleras que pueden serte muy útiles, o serle muy útil a alguien más. Si tienes ropa un poco vieja y cómoda que ya no quieras usar fuera de casa, puedes usarla por un par de años más para dormir o simplemente para estar en casa, lo cual eleva mucho la vida útil de tus prendas, y cuando ya no quede alternativa, puedes utilizar los restos para limpiar superficies, incluso la tela de Jean viene bien para otros usos que probablemente no te habías planteado antes.

Imagen de Pexels

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram