Facebooktwitterlinkedin

El pasado mes de abril la plenaria del Senado de la República finalmente aprobó con, 83 votos a favor y 4 en contra, la conciliación del proyecto de ley número 352 el cual regula el actual esquema de trabajo en casa en Colombia.

Si bien el teletrabajo tiene definido su marco legislativo en nuestro país desde hace tiempo, este nuevo dictamen para el trabajo en casa viene a establecer las normas para quienes actualmente hacen homeoffice como consecuencia de la contingencia impuesta por la pandemia, algo para lo que existía un vacío legal y se definió esta ley para dar normas claras a las personas que hacen uso de esta figura temporalmente. dejando así precisados los límites entre la vida personal y la laboral.

Implicaciones de la nueva ley de trabajo en casa en Colombia

La ley que aprobó el Congreso Nacional tiene como objetivo garantizar los derechos laborales de las personas que están cumpliendo funciones del trabajo desde casa por las medidas de aislamiento, siendo esta una condición que pueden extenderse mucho más de lo que pensamos.

De acuerdo a estimaciones de parlamentarios que presentaron el proyecto al menos 3.5 millones de personas en Colombia cumplen sus funciones en modalidad de trabajo remoto lo que comprende un gran grupo de trabajadores que no tenía una línea definida sobre su actividad laboral actual y en algunos casos exceden el tiempo de trabajo por el volumen de responsabilidades que les son asignadas sin tomar en cuenta horarios y bonificaciones extras.

Así pues el punto fundamental de esta ley precisamente es regular el estado de esas personas, no de quienes hacen teletrabajo desde hace tiempo, diferenciando la primera como una situación transitoria u ocasional y la última como actividad permanente que ya es objeto de ley.

Por tanto la ley de trabajo en casa no tiene ningún impacto en las condiciones del contrato original del empleado con la empresa; solo aplica a las funciones que deben hacerse desde otro lugar que no sea la oficina, o donde generalmente las realiza.

Puntos clave que contempla la ley 

Horario de la jornada laboral y desconexión

Uno de los factores fundamentales de la normativa aprobada establece que el trabajo desde casa debe respetar la jornada laboral igual que la del trabajo presencial. En este sentido, debe delimitarse un bloque de horario que respete el derecho de desconexión del trabajador y sus 48 horas semanales.

Como parte del derecho a la desconexión, el empleador debe abstenerse de formular órdenes u otros requerimientos por fuera de su jornada.

Vale mencionar que este es uno de los elemento de apoyo más anhelado por los trabajadores, los cuales en su mayoría considera que aumentaron sus cargas diarias desde que están en sus casas, según lo que manifestaron varios encuestados por el DANE en junio de 2020.

Prestaciones y Salarios

Relacionado a lo anterior, como la normativa expresa que trabajar desde casa no modifica las condiciones del contrato principal que estableció la relación laboral, quienes estén asignados a trabajar desde casa gozarán de las mismas garantías y derechos: horas extras, trabajo nocturno, dominicales y festivos, descansos dentro de jornada, derechos de asociación y negociación sindical.

Establecimiento del esquema de trabajo en casa y tiempo de duración

Al quedar establecido el trabajo en casa como forma excepcional, se contempla que el tiempo que se puede practicar esta modalidad es de hasta tres meses, siendo prorrogable por tres meses más o hasta que la circunstancia excepcional que definió esta modalidad se mantenga, como por ejemplo en este caso la pandemia.

Asimismo en el texto conciliado de la ley se define que los empleadores tienen que notificar a los trabajadores por escrito cuando se habilita el periodo para hacer trabajo desde casa. En la comunicación debe estar expresamente señalado el tiempo inicial en el que empezará a cumplir sus obligaciones a distancia.

Herramientas de trabajo en casa

Para poder cumplir con sus obligaciones fuera de las posibilidades que le brinda la empresa, las partes podrán establecer un acuerdo de las herramientas para el teletrabajo. Si no se logra mediación, la compañía es quien debe garantizar los medios a su contratado para cumplir con asignaciones desde su hogar.

Bonificaciones adicionales por transporte

Otro de los apartados que comprende es mantener el subsidio de transporte para todos aquellos trabajadores que devenguen hasta dos salarios mínimos legales mensuales vigente. Mientras trabajan a distancia este monto pasa a reconocerse con el título de “subsidio de conectividad” y este auxilio no será acumulable para su pago.

Cobertura de riesgos laborales

Por último, al estar el trabajador cumpliendo con sus responsabilidades, los empleadores deberán garantizarles la protección contra riesgos laborales pese a estar fuera del lugar de trabajo. Por tal razón la empresa debe comunicar y actualizar ante la Administradora de Riesgos Laborales los datos del trabajador, colocando la dirección en donde realizará el desarrollo de sus actividades.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram