Copiar enlace

El incremento de ofertas en servicios y productos por internet han logrado una cifra record de 5,4 billones de pesos que se han reflejado en facturas electrónicas.

Y por esta razón, ahora si le llegó el tiempo a Colombia de implementar las facturas electrónicas en todas las actividades en las que se realicen transacciones comerciales.

El escenario actual

Al corte del mes de noviembre, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) presentó datos que registran a 14.947 ciudadanos y empresas que ya están habilitados para emitir facturas electrónicas (13.003 son jurídicos y 1.944 personas naturales).

Por su parte, este grupo de representantes legales movilizaron $5,4 billones por medio de 2,1 millones de documentos digitales, lo que evidenció para la Dian un avance importante en la adquisición del mecanismo en nuestro país.

Y de acuerdo con el decreto de la Dian, ya empezó la obligatoriedad de contar con los soportes digitales para las empresas del sector de explotación de minas y canteras (empresas de carbón, gas natural, petróleo, oro, hidrocarburos y minerales) y el sector de las industrias manufactureras.

Qué establece legalmente Colombia respecto a las facturas electrónicas

El proceso legal de establecimiento de la facturación electrónica obligatorio está amparado bajo el Decreto 2242 publicado en el 2015.

Este primer decreto, establece las normativas regulatorias y las condiciones de expedición e interoperabilidad de la factura electrónica con fines de masificación y control fiscal.

Sin embargo, posteriormente entraron en vigencia las Resoluciones 000020 y 000030 de 2019 que modifican los plazos para expedir la factura electrónica obligatoria en los comercios y los actores que estaban obligados a emitirlas.

Pero, a partir del 1 de octubre de 2019, la Resolución 000064 estableció nuevas fechas para poder iniciar el proceso de facturar electrónicamente.

Conoce las nuevas Políticas tecnológicas de Transformación Digital e Inteligencia Artificial aprobadas en Colombia

Quién está en la obligación de implementar la factura electrónica

La implementación de la factura electrónica es obligatoria para personas o organizaciones que cumplan con lo mencionado en el artículo 2 de la Resolución 000020 de 2019.

Estos sujetos son grandes contribuyentes y las instituciones del estado, así como personas naturales cuyos ingresos brutos en anuales sena iguales o superiores a tres mil quinientas (3.500) Unidades de Valor Tributario –UVT.

Y en este sentido, en lo que queda de año y en el 2020 las personas debe regirse pir los plazos para registrarse como facturador electrónico y expedir factura electrónica; y de esta manera evitar las sanciones en caso de no cumplir con la implementen en los plazos establecidos.

Cuál es el fin de las facturas electrónicas

Ante este escenario la pregunta que naturalmente surge es: qué busca el Estado con la factura electrónica. Y la respuesta que dan es que la idea de implementar la factura electrónica en Colombia no responde a razones de control fiscal, ni para evitar la evasión, pero sí en permitir conocer las adquisiciones de los colombianos en tiempo real.

Además que va en línea con el plan de transformación digital en Colombia que genera beneficios como el ahorro de papel, ayudas al medio ambiente y agilización de los procesos de contabilidad.

Facturas electrónicas: Consideraciones

Por todo lo expuesto, este tema queda entre los pendientes de las empresas colombianas para el año que viene.

Además, teniendo presente que a partir del 1 de enero de 2020, deben reducir la emisión de facturas en papel, por la normativa de la Dian, que permite un máximo de 30% de facturas en formato no electrónico que se podrán emitir en el 2020.

Para ampliar todos los detalles de la implementación de facturas electrónicas accede al site de la DIAN donde está toda la información.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram