Facebooktwitterlinkedin

En estos momentos lo que estamos viviendo con el coronavirus está cambiando la vida de todos de una forma sin precedentes y sin saber a dónde conducirá todo esto nos surge la interrogante: ¿Mientras nos cuidamos en casa, cómo se comportará la economía y el consumidor en nuestro país durante esta pandemia mundial?.

Cualquier explicación de nuestra situación actual, como la que están viviendo muchos países del mundo, es bien difícil de entender y el panorama apunta a que estamos ante una posible recesión mundial, según lo advierte el experto de la Universidad de Harvard, Jeffrey Frankel a BBC Mundo.

Una realidad que se está intensificando por el comportamiento de compras nerviosas y el pánico que afectan a la economía y al consumidor, mientras la escasez empieza a ganar terreno y se ven afectados lo precios.

Y pese a todos los intentos de muchas organizaciones por detener la situación, esto no parece tener freno y las proyecciones de crecimiento económico para el año siguen en descenso.

Evolución de la economía en Colombia hasta la fecha

En el caso de Colombia, la realidad es muy similar al caos que se presenta en la población mundial y ya vemos los resultados reflejados directamente en la economía. Por ejemplo, para esta semana, el dólar casi alcanza los $4.100, llegando a una nueva cifra histórica.

En la región de América latina, el peso colombiano y el mexicano, son los que más se han visto golpeados. Pero la devaluación de nuestra moneda frente al dólar no solo es algo que estamos enfrentando nosotros y de acuerdo a BBC News las economías latinoamericanas están atravesando la misma situación.

Al mismo tiempo, el mercado bursátil se desploma muy grave, y se señala como la peor caída en más de 30 años. Y Colombia, por su parte, ya ha suspendido en dos ocasiones las negociaciones, debido a que el índice general descendió más del 10%.

De acuerdo la firma de consultoría McKinsey, citada por BBC, se calculan dos escenarios de recuperación; en el primero (con una rápida recuperación) las estimaciones de crecimiento caerían solo un 0,5%; mientras que si se da una segunda situación (ralentización mundial, donde se debe mantener la prevención contra el virus), los pronósticos de crecimiento se reducirían en un 38%.

Qué está pasando con el consumidor en este momento

Ante la pandemia general Nielsen presentó un informe de Impacto del COVID-19 en las ventas de productos de consumo masivo; y en el caso de Colombia todo apunta a la compra de artículos de: cuidado personal e higiene, productos farmacéuticos como vitaminas y suplementos, limpiadores, detergentes y alimentos no perecederos.

Todo esto demuestra cambios importantes en los hábitos de consumo del colombiano y esto parece que responde a la idea de preservar la salud y evitar el contagio del virus. Sin embargo, está provocando un desabastecimiento de estos productos en las tiendas físicas y online.

Así se prepara Amazon contra el coronavirus: a cinco meses del Prime Day

Lo anterior, está relacionado a lo que se conoce como compras nerviosas y es un fenómeno que ocurre en las situaciones de crisis que atraviesan las sociedades; y a su vez es algo que preocupa porque esto contribuye a empeorar el panorama económico. Con la escasez suben los precios de los productos y se limita el acceso a muchas personas que necesitan ciertos bienes porque están siendo acaparados por otros.

Nielsen destaca en su informe que mientras ahora hay desabastecimiento en estanterías cuando estén abastecidas se creará “un punto mínimo de ventas a mediano plazo”, porque los consumidores ya están abastecidos.

Qué pasará con la economía

El riesgo de que entremos en una recesión económica es el más temido. Hasta el momento la industria más afectada es la del turismo, que por supuesto responde a la prohibición de ingreso de extranjeros a muchos países; los vuelos bajaron a niveles nunca antes visto y se cerraron diferentes rutas. En el caso de Avianca y Latam redujeron sus vuelos entre un 30 y 40%.

Mientras todo esto pasa, por el lado del petróleo nos enfrentamos a una caída histórica en su precio por la guerra de potencias que lo hicieron descender un 34%. En este sentido, en Colombia la referencia Brent llegó a estar por debajo de los US$33.

Además, China, el mayor abastecedor del mundo, a penas se recupera de la pandemia y todavía no arranca sus operaciones y cadenas de suministro; afectando la industria manufacturera lo que se ve en la caída de 14,3 puntos en el PMI.

Con el pasar de los días esto va a derivar en un alza en el desempleo, en Colombia y en todos los mercados afectados por el Covid-19. Esto eventualmente podría afectar los salarios y podría paralizar el crecimiento global, de acuerdo a lo que destaca el economista Tom Orlik, jefe de Bloomberg Economics para BBC Mundo.

No todo está perdido: las oportunidades en medio de la crisis

En medio de todo este panorama desalentador hay una luz en medio de la oscuridad y Claudia Mercedes Padrón, directora Posgrados en Psicología del Consumidor de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, cree que el consumidor puede ayudar a minimizar el impacto económico. Porque podemos pensarnos como “ciudadanos conectados. Que debemos buscar balance en nuestros entornos y ser solidarios, a través de un consumo moderado y equilibrado que permita que todos podamos acceder a productos y servicios asociados con nuestro cuidado”.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram