Shares

Las tarjetas de crédito son, sin mucha duda, un codiciado medio de pago gracias a su modalidad de financiación que le permite a sus portadores, mejor conocidos como tarjetahabientes, resolver una pago inmediato, aunque luego deban asumir la obligación de devolver el importe dispuesto con pago de intereses, comisiones bancarias y gastos relacionados.

Ser un portador de una tarjeta de crédito es visto como una posición privilegiada, y actualmente es mucho más que esto, porque representa una necesidad para muchas personas y más en la era de las transacciones digitales y el eCommerce donde muchos pagos online se traducen en pagos con tarjetas de crédito.

Pero en el caso de Colombia, no abundan los tarjetahabientes, pese a la mejoría de su economía de hace unos años para acá y de que la población económicamente activa alcanza los 25,3 millones de habitantes de acuerdo a los datos de Dane.

Por esto, le daremos una mirada al informe de la Superintendencia Financiera del perfil de los tarjetahabientes.

Durante 2017 se realizaron más de 87 millones de transacciones online en Colombia

Los tarjetahabientes en Colombia

Los portadores de esta herramienta financiera crediticia en el país no superan los 6,7 millones de personas, es decir que estamos hablando que de la cantidad de personas trabajadoras solo 26,4% tienen acceso a este beneficio.

En tanto que el número de tarjetas activas es de 15,8 millones de unidades, en promedio equivale a 2,3 tarjetas por tarjetahabiente, según las estadísticas de la Superintendencia Financiera.

Perfil de los tarjetahabientes

De esas casi 16 millones de tarjetas de crédito, el 51,3% son propiedad de mujeres, las cuales pagan mejor que los hombres, como lo evidencia el indicador de deterioro de la cartera masculina que es del 6,7%, mientras que el de ellas es de 5,5%, de acuerdo a lo informado en un análisis del órgano de vigilancia y control de la banca colombiana.

Respecto a la edad de los tarjetahabientes, se indica que 8 de cada 10 están entre los 26 y 65 años, un grupo de personas en las que se observa un mejor manejo de las tarjetas, teniendo un indicador de deterioro de la cartera de apenas 4,6%.

En contraposición, las personas entre 18 y 25 años, representan el 12,2% del total de deudores y su  índice de deterioro del producto es del 7,4%, es decir el más alto de todos los segmentos revisados.

Distribución de las tarjetas de crédito según perfil ocupacional

De acuerdo a los datos de la investigación, 6 de cada 10 plásticos están en manos de personas con cierto nivel de estabilidad laboral (empleados dependientes); 7,7% son poseídas por pensionados, y el 27,9% se distribuyen entre trabajadores independientes, pese a que en ellos se percibe un mayor deterioro del producto.

Tarjetahabientes responsables

Otros datos del estudio, identifican entre los rasgos de los tarjetahabientes colombianos, que procuran mantenerse al día con sus pagos por la importancia que le dan a esta herramienta para salir de apuros en los momentos que más lo necesitan.

Por otro lado, la Superintendencia indica que el 87,5% del saldo de la deuda de las tarjetas de crédito en el país reside en personas con ingresos por encima de los 2 millones de pesos.

En cuanto al cupo asignado por las entidades bancarias, las personas con menos ingresos pasaron de 2,2 millones a 1,9 millones de pesos, y los que ganan más tienen un aumento del límite en un millón, pasando de 4,9 millones a 5,9 millones en promedio.

Cómo son los gastos

Uno de los datos más interesantes del estudio, es el indicador de la forma en la que los usuarios hacen sus gastos.

Según estos datos, son muy pocos los tarjetahabientes que se gastan todo el cupo de sus tarjetas, en promedio, de cada 100 pesos otorgados, utilizan 36 pesos, y el 26% de esos cupos lo convierten en dinero en efectivo con avances en cajeros físicos u electrónicos.

Gastos en las compras

En cuanto a los gastos en comercios con tarjetas de crédito, se totalizaron 52,2 billones de pesos y superaron las acumuladas hasta octubre del 2018 en más de 6,5 billones o cerca de 10,5% real anual.

En total, los 15,8 millones de tarjetahabientes del país gastaron aproximadamente 70 billones de pesos en 2019, lo cual indicó que hasta octubre, el consumo promedio diario superó los 232.000 millones de pesos.

Y de acuerdo a los cálculos del sistema, este año ese gasto podría alcanzar los 84 billones o más, elevando el saldo de la deuda general de esta herramienta financiera.

Imagen: Freepik

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram