Copiar enlace

La Fundación Telefónica Movistar y la Fundación del Áreandina acaban de lanzar, en conjunto, un programa que capacitará de forma gratuita a un total de 300 mujeres colombianas en habilidades informáticas, financieras y de liderazgo para que puedan fortalecer sus negocios y aumentar sus ingresos. El mismo lleva por nombre “Escuela Impulsa Mujer” y recibirá postulaciones hasta el mes de junio.

Particularidades con las que cuenta el programa Escuela Impulso Mujer

  • Conocimientos que serán impartidos

El programa “Escuela Impulso Mujer” se encuentra constituido por dos bloques de módulos. El primero incluye conocimientos en marketing digital, fundamentos de programación y ventas digitales. Mientras que el segundo se enfoca en inteligencia emocional, liderazgo, gestión del tiempo y emprendimiento social.

  • Expertos que participarán

El mismo contará con la participación activa de María Fernanda Reyes, directora del Fondo Mujer Libre y Productiva y Dany Morera, jefe de proyectos de la Fundación Telefónica Movistar.

  • Requisitos previos a la postulación

Las colombianas interesadas en participar solo deberán cumplir con cuatro requisitos: tener alguna idea sobre el mundo de los negocios, un correo electrónico activo, un dispositivo tecnológico y acceso a internet. Esto último debido a que la modalidad del programa en cuestión es 100 % virtual.

“Estamos entusiasmados de lanzar esta iniciativa que refuerza nuestro compromiso con las mujeres emprendedoras y empresarias de Colombia, brindándoles las habilidades clave necesarias para mejorar su competitividad y llevar sus negocios a un nuevo nivel. Les ofrecemos un acompañamiento integral en cada etapa del proceso y estamos orgullosos de ello”, amplió al respecto Reyes.

Panorama de la participación de las mujeres en el mundo laboral

Un estudio elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó que aunque Colombia ha consolidado unas de las generaciones de mujeres más educadas durante los últimos 10 años, esto no se traduce en igualdad de oportunidades laborales o ingresos para ellas.

De hecho, su participación en el mercado laboral era de 20 puntos porcentuales menos que los hombres desde antes de la pandemia de coronavirus. Al contrario de su dedicación al trabajo doméstico y de cuidado no remunerado (cuyo porcentaje es bastante elevado).

Para ser más específicos al respecto, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) detalla que la figura femenina dedica siete horas y 46 minutos de su día, aproximadamente, a actividades de cuidado no remunerado. Entre tanto, los hombres lo hacen tres horas y seis minutos solamente.

Lo anterior se extiende al sector rural: las mujeres rurales, que representan el 47,2 % de la población rural total, enfrentan una brecha de ingresos del 33 % en comparación con los hombres. Tanto es así, que éstos perciben ingresos más altos (hasta en un 20 %) que el de las mujeres urbanas.

Ejes sobre los que se debe seguir trabajando

  • Políticas de igualdad de género en el lugar de trabajo: con el propósito de asegurar que los hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades y trato dentro de ese espacio.
  • Oportunidades de desarrollo profesional: para que tengan acceso a propuestas de crecimiento y progreso en la industria.
  • Sensibilización sobre la brecha existente: bajo el objetivo de aumentar la conciencia sobre la importancia de la diversidad e inclusión en este y cualquier otro sector.
  • Programas de apoyo: que incluyan mentores que guíen a las mujeres a entrar y progresar en la industria.
  • Políticas de conciliación de la vida laboral y familiar: para reducir las dificultades que enfrentan en el proceso de equilibrar su carrera y su vida personal.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram