Copiar enlace

El eCommerce en Colombia ya tiene una larga historia, teniendo en cuenta que los primeros conceptos que lo rigen llevan varios años en el país: la necesidad de vender sin tener una tienda física.

Por ello haremos una recopilación de los eventos más importantes que le dieron forma a lo que hoy conocemos como eCommerce en Colombia, un fenómeno que ha llegado a niveles extremadamente altos y cuyo clímax más importante lo estamos viviendo en nuestros tiempos, principalmente debido al impulso de la pandemia que ha acelerado muchos de los fenómenos que acompañan a la capacidad que tenemos de permanecer conectados a internet en todo momento.

Claro está, no existiría el eCommerce moderno sin el marketing digital, por lo que la historia de ambos negocios está íntimamente relacionada y en Colombia tenemos varios ejemplos de cómo el crecimiento de ambos está tan relacionado.

Orígenes del eCommerce

El eCommerce como concepto y como término es un fenómeno moderno, más o menos de los años 90 cuando el internet estaba empezando a ser relevante como medio de comunicación. Sin embargo, fue la radio y la televisión el primer lugar en el que las ventas a distancia se empezaron a hacer populares en los años 20. En aquellos tiempos la tecnología era mucho más básica, pero a través de los infomerciales podías llamar y reservar algún producto que estuvieran promocionando en ese momento, acto seguido, debías depositar en el banco el precio del producto y este llegaría a tu casa a través del correo.

Esto, por supuesto, no era muy común en Colombia sino en los Estados Unidos, que para aquel tiempo estaba muy adelantado en cuanto a tecnología al resto del mundo. El carrito de compras nacería en los años 30 de la mano de su inventor Sylvan Nathan Goldman, el cual lo empezó a implementar en su supermercado para que los clientes no tuvieran que cargar todos los productos que comprarían en las manos. Este concepto lo conservamos hasta la modernidad y lo podemos encontrar también en todas las eCommerces.

Las televentas como tal a través de internet no llegarían sino hasta los años 70, cuando además empiezan a popularizarse fuera de los Estados Unidos. Incluso, esta manera de vender sin tener una tienda física siguió siendo popular hasta la década pasada e incluso hoy en día seguimos viendo infomerciales, pero con una fuerte influencia del eCommerce.

Inicios del eCommerce en Colombia

En sus inicios, el eCommerce en Colombia se enfocaba más en el email marketing, a través del cual se enviaban mensajes a los prospectos de clientes para intentar convencerlos de ir a comprar en la tienda física. Se trataban de tiempos en los que no existían muchas opciones para pagar a distancia y la mayor parte del país aún no tenía internet, por lo que el proceso era mucho más largo y no era demasiado popular.

Además, esta etapa ocurrió durante el oscurantismo digital, donde se consideraba el internet como un medio para “frikis” , y en el que eran muy comunes las estafas. En la actualidad esto es muy distinto, nuestro país ahora está muy conectado y, aunque aún falta mucho para que todos tengamos acceso al sistema financiero, hoy en día los métodos de pago son mucho más variados y la logística mucho más eficiente.

El nacimiento de la CCCE

La principal razón por la que el eCommerce es lo que hoy en día representa en Colombia, es la CCCE o Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, entidad junto con el apoyo del gobierno a lo largo de los años y con la participación de importantes entidades del sector privado, se han encargado de impulsar el comercio electrónico a través de eventos, incentivos, impulso de legislaciones y regulaciones, así como los esfuerzos por educar a las pymes y el impulso de startups para incrementar la popularidad del mismo.

La CCCE nació en 2008 con el fin de regularizar y generar bases legales para el comercio electrónico, de modo que se convierta en un negocio real, rentable y medible para que su adopción crezca cada vez más. Gracias a esto, el eCommerce ha superado las expectativas planteadas por el ente en un primer momento de un 76 % de compradores digitales regulares de al menos un producto.

El eCommerce antes de la pandemia

A lo largo de los años a partir de la creación de la CCCE, el comercio electrónico ha tenido un crecimiento uniforme año tras año. La aparición del comercio móvil y de aplicaciones como Rappi, así como grandes Marketplace como MercadoLibre, los colombianos estaban cada vez más acostumbrados a comprar de cuando en cuando a través de internet.

Entre 2018 y 2019 Colombia vivió un crecimiento muy acelerado de la penetración a internet, convirtiéndose en uno de los países más conectados del continente y durante todo 2019, el crecimiento del eCommerce en Colombia llegó a superar al resto de Latinoamérica.

En enero de ese año se esperaba que las ventas online crecieran hasta un 19.8% anual y para diciembre estas expectativas habrían quedado muy atrás con un crecimiento mensual de un promedio del 2.74%. De hecho, entre enero y agosto de 2020, este crecimiento mensual se desaceleró, aunque a final del año, el crecimiento interanual se había disparado.

El eCommerce en Colombia durante la pandemia

Cuando realmente vemos el “boom” del eCommerce en Colombia es durante la pandemia, y la razón por la cual durante los primeros tres primeros trimestres del año 2020 el eCommerce había desacelerado en comparación con 2019, es que la pandemia logró hacer mella en la economía del país como ningún evento lo había hecho hasta ahora. El gran parón inició en marzo, cuando se instauró la cuarentena y cuando aún no se tenían claras las conductas que los médicos o la sociedad debían seguir para luchar contra la propagación del virus.

Lo que sí se multiplicó durante estos meses fueron las tiendas en línea, las cuentas de vendedores en páginas como MercadoLibre, las alianzas estratégicas con empresas logísticas y la oferta a través de internet de productos que hasta hacía muy poco eran dominantes para las ventas físicas. Empresas como Rappi empezaron a experimentar un crecimiento acelerado de los pedidos en sus tiendas online y el consumo se hizo mucho más austero.

Sin embargo, una vez que la cuarentena fue levantada, a pesar de que los datos para diciembre seguían siendo negativos debido al enorme gasto público y la inactividad sostenida durante casi nueve meses, la economía empezó a recuperarse y con ella también las ventas en línea, que habían llegado para quedarse tras acelerarse la transformación digital, el trabajo remoto y las transacciones en línea.

2021, en crecimiento sostenido

Aunque la pandemia aún no termina, las vacunas han logrado controlar la situación. En Colombia, la vacunación contra el Covid-19 ha superado el 71,7 % y la economía se ha reactivado casi en su totalidad. Con esto, hemos alcanzado una fase de recuperación que ha logrado que, ahora que la gente tiene más dinero y está más familiarizada con el eCommerce. El 2021 terminó por superar con creces el crecimiento del eCommerce en Colombia, ya que las ventas en línea incrementaron un 31 %.

Durante el segundo trimestre del 2021 el número de transacciones en línea superó los 91 millones sumando alrededor de 3.6 billones de pesos, superando el número de transacciones que durante ese mismo período se habían producido en 2019 (27 millones), y 2020 (58 millones).

Tan solo en el primer trimestre del año 2021, el consumo del eCommerce se había incrementado un 44.3% respecto al mismo período de 2020, dejando ganancias que ascendían hasta los $8.56 billones, cifras récords para un mercado que en Colombia es relativamente joven, y que recientemente es que ha empezado a crecer de forma exponencial año a año.

¿Y cómo va el 2022?

De acuerdo a datos ofrecidos por la CCCE, el primer trimestre del año en curso (2022) dejó ventas en líneas por 12,2 billones de pesos, lo que representa un aumento nominal de 47 % frente al mismo período en 2021. Superando así las expectativas y pronósticos de los expertos o analistas de mercados nacionales.

Para el segundo trimestre (entre abril y junio), el total de transacciones en línea llegó aproximadamente a los 13,5 billones pesos, un 53,3 % más que en el mismo período del año pasado. Vale destacar que este crecimiento se le atribuyo a jornadas como el segundo Día sin IVA, llevado a cabo en el mes de junio.

Crecen los desafíos

El desafío actual al que se enfrentan los emprendedores o líderes empresariales detrás de las tiendas en línea del país es innovar con la perspectiva de poner la experiencia del cliente en el centro. Para ellos, deben destinar esfuerzos en mejorar los siguientes elementos.

  • Establecer nuevas y variadas formas de pago. También aplica con los métodos de entrega del producto o servicio.
  • Mejorar la información sobre el stock en las distintas tiendas y depósitos de la marca.
  • Los tiempos de entrega deben estar acorde con las expectativas de los consumidores.
  • Tomar en consideración las distancias, el tipo de embalaje, el cambio, las devoluciones y las consultas post-venta.

Proyecciones del eCommerce en Colombia

A futuro, se espera que a medida que más crezca el eCommerce, este crecimiento terminará por desacelerarse, como parte de la evolución natural del mercado. Actualmente, los servicios financieros, impuestos y pago de servicios públicos tienen una participación online de al menos el 50 % y el retail online continúa creciendo de forma acelerada.

El portal alemán Statista prevé que, de hecho, esa desaceleración ocurra pronto, pero que para 2025 el comercio electrónico crezca un 26 %, manteniendo proyecciones conservadoras.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram