Facebooktwitterlinkedin

El despegue del eCommerce en Colombia ha sido meteórico, principalmente por las empresas que queriendo aprovechar la digitalización, crearon sus propios espacios online, bien sea en redes sociales en Marketplace o en cualquier otro sitio de internet donde pudieran empezar a vender online. La pandemia jugó un papel importante, lo que hizo que en 2020 trazara una tendencia alcista en cuanto al número de empresas que empezaban a trabajar online.

En 2021, según la CCCE, el eCommerce podría aumentar un 31%, reduciéndose con respecto a las cifras alcanzadas el año pasado, y para 2022, se espera que su crecimiento sea más moderado rozando el 16%, debido a lo que podríamos llamar un agotamiento natural. De cualquier manera, la CCCE estima que para dentro de los próximos 5 años, el eCommerce crecerá al menos un 74%.

¿A qué se debe el despegue del eCommerce en Colombia?

Afortunadamente, Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayor penetración a internet, y mayor conectividad, y el primero en Latinoamérica en iniciar el despliegue de la tecnología 5G en su capital. Aparte de esto, durante la pandemia se vivió un pico en las nuevas conexiones, bien sea de contrataciones de servicio de internet o de teléfonos inteligentes conectados a redes móviles 4G.

Esto logró que nuestro país se conectara aún más, lo cual benefició principalmente al marketing digital. Aparte de esto, durante la pandemia se declaró una bastante prolongada cuarentena con medidas muy restrictivas con las cuales el comercio presencial se vio severamente perjudicado, pero que fue el caldo de cultivo perfecto para que los más avispados crearan sus propios espacios en línea.

También se vivió un incremento la presencia de servicios logísticos, capaces de manejar el despegue del eCommerce, el cual exigía cada vez más y mejores servicios, finalizando con la llegada y el perfeccionamiento de los servicios de entrega de última milla, así como los darkstores y muchos otros factores que hicieron que comprar en línea en Colombia, al menos en las ciudades principales, realmente fuera una experiencia muy gratificante, y más cómoda que comprar presencial.

Aún falta camino por recorrer

El enfoque de la cámara siempre ha sido el de generar políticas públicas que mejoren las condiciones para los negocios que deciden digitalizarse, entre ellas la disrupción de las mecánicas de consumo, la adopción de tendencias de vanguardia y la introducción de nuevos modelos de negocios. De esta manera lo expresó María Ximena Lombana, ministra de Comercio, Industria y Turismo del presidente Iván Duque.

El mismo Duque expresó, además, que continuarán realizando esfuerzos para conectar a los hogares del país, con la esperanza de que para 2022 el 70% de dichos hogares se encuentren conectados, ya que la conectividad en sí es el principal habilitador para el crecimiento económico de Colombia, al menos así lo es en las condiciones actuales.

Un dato de interés arrojado por la CCCE, es que durante 2021 ha decrecido en un 2.8% la participación en eCommerce, lo cual era de esperarse una vez se reanudara la presencialidad. Sin embargo, con respecto a 2019, la participación sigue por siendo un 1.2% mayor, por lo cual todavía podemos hablar de un crecimiento sostenido.

Imagen de Pexels

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram