Copiar enlace

Gracias al avance tecnológico y las diferentes herramientas online con las que se cuentan, son cada vez más las personas que se dedican al teletrabajo, construyendo sus propios horarios y rutinas. Pero lo más interesante de todo es que dentro de la evolución que los puestos de trabajo han mostrado en los últimos años, se ha presentado un auge en el criptosalario.

Aumento del criptosalario en América Latina

No solo en Colombia sino en gran parte del mundo y de Latinoamérica, los criptosalarios han llegado de manera silenciosa pero cada vez toman más fuerza y forma, acumulando cada vez más trabajadores que los reciben, principalmente deportistas, políticos y freelancers.

Según Dan Westgarth, director de Operaciones de Deel: “Las cifras confirman que desde noviembre de 2020 hasta hoy se ha visto un aumento mensual del 10% en la demanda de este tipo de pagos“.

Claramente aún las criptomonedas no pueden llegar a reemplazar las cuentas de bancos tradicionales, existen diferentes tipos de regulaciones y reglamentos que no permiten este cambio. Todavía queda mucho que recorrer antes de que esto suceda.

Sin embargo, se puede notar que los movimientos hechos con criptomonedas ha aumentado, especialmente durante el segundo semestre del año 2021, donde solo en América Latina tuvieron un aumento del 52%, la región que experimentó más retiros en el mundo.

Poder recibir pagos no solo en bitcoin, sino también de las muchas otras monedas digitales establecidas que existen como ethereum, litecoin y bitcoin cash, hay más de 5.000, resulta muy atractivo y cómodo para los trabajadores remotos, porque las transferencias son inmediatas y las tarifas son bajas, diferente a lo que pasa con las transacciones internacionales del sistema Swift, usado por miles de bancos a nivel mundial.

Beneficios de las monedas virtuales

La mayor ventaja que dejan los criptosalarios es que las transacciones son directamente entre las partes involucradas y de manera segura. No existe todavía una institución financiera que actúe como intermediario y el valor de la moneda no se rige por las políticas monetarias dentro del país.

Existe la posibilidad muy atractiva para los usuarios de que la moneda aumente su valor, pero aclara Westgarth “Una persona podría terminar recibiendo mucho más que su salario base si el valor de la divisa aumenta, con lo que el ‘criptosalario’ vendría a convertirse en una inversión o una opción de ahorro. Claro que, por la misma razón, ese pago podría tener el potencial de depreciarse con el tiempo”.

Según el experto, usar las criptomonedas como medio de pago logrará dinamizar la economía regional, siendo una solución rentable para el talento humano remoto, cada vez mayor, que presta sus servicios profesionales a grandes tecnológicas. Pero también supone grandes beneficios para comercios, startups y unicornios locales que buscan expandirse por Latinoamérica y el mundo.

Nuevos retos futuros

Al igual que las transacciones tradicionales, los movimientos con criptomonedas representan varios retos. A pesar de que el mundo virtual se ha enfocado en encontrar un espacio en el sistema financiero, igual el desafío más temibles es la volatilidad.

Dice Westgarth “Una de las alternativas para la nómina criptográfica, que ya está sucediendo, son las estable coins o monedas estables; es decir, monedas virtuales que minimizan la volatilidad de su valor al estar respaldadas por dinero fiduciario (como el dólar) y que funcionan bien como sustituto porque combinan las ventajas operativas de las criptomonedas con la estabilidad de precios del dinero emitido por los bancos”.

Otros retos que se suman al criptosalario, es que las tarjetas de crédito y los préstamos de dinero no son compatibles con las monedas virtuales, lo que puede limitar su usabilidad. Además de que falta mucha regulación en el uso de las criptodivisas para que se construya efectivamente un servicio de nómina global.

Imagen Pexels

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram