Facebooktwitterlinkedin

El Senado de la República de Colombia recientemente ha promulgado la nueva Ley de comida chatarra, que vuelve carácter obligatorio que las empresas de comida rápida informen a sus clientes exactamente qué es lo que están consumiendo, con etiquetas de valores nutricionales u otros medios que permitan a los usuarios de los establecimientos/páginas web, obtener información veraz de los perjuicios que puede provocar una mala alimentación.

La comida chatarra, hamburguesas, pizzas y hot dogs, son en muchas ciudades los alimentos más vendidos y los productos que más dinero producen a las empresas. La nueva Ley obligaría a las empresas a etiquetar sus productos alimenticios, lo cual afectaría al consumo de forma prácticamente inmediata, según explicó Kantar en su análisis sobre dicha legislación. La buena noticia, es que los productos que superen los criterios de la Ley podrán recibir un sello positivo, lo cual los beneficiaría en las campañas de marketing.

¿Cómo afectará la Ley de comida chatarra en Colombia a las campañas de marketing?

De hecho, en varios países de Latinoamérica ya se está implementando este sistema de etiquetado, y según lo dicho por Kantar, una vez que se empezó a poner sellos el consumo experimentó un repentino decrecimiento. Para las campañas de marketing, sin duda se trata de un problema que habrá que superar para lograr vender dichos productos, aunque para otros no será un gran obstáculo y podría llegar a ser beneficioso.

Mientras que los productos menos saludables recibirán sellos negativos, productos nutricionales más saludables o que logren cumplir con los criterios que impone la nueva Ley de comida Chatarra, podrán utilizarlo como parte de campañas publicitarias que promuevan el consumo de estos productos, los cuales han recibido mejores calificaciones.

En general, las marcas que ahora se publiciten en Colombia tienen dos opciones: reformular sus productos para evitar que se les pongan sellos negativos o simplemente sacar nuevas líneas que sí cumplan con lo estipulado en la Ley, de forma que su consumo no se vea perjudicado y la empresa no pierda dinero.

Esta ley se enfocará en advertir a los consumidores sobre el nivel nutricional de los alimentos

Esta Ley se basa en los lineamientos de la Organización Panamericana de la Salud que permite establecer cuáles son los alimentos considerados dentro del grupo de la comida chatarra. Todos estos alimentos tienen en común un alto contenido calórico, pero bajo nivel nutricional, además de contener altas cantidades de azúcar o sal dentro de sus procesos de preparación.

Dentro de este grupo entran las papas fritas, los helados, chocolates y otros tipos de dulces empaquetados, pero también los cereales endulzados para el desayuno, bebidas gaseosas, energizantes, zumos de frutas, bebidas de chocolate, al tener un alto contenido de azúcar se les considera perjudiciales para la salud y por lo tanto deben estar fuertemente regulados.

A estos alimentos y a otros parecidos, el gobierno de Colombia les pondrá una etiqueta o sello positivo, indicando cuáles son los alimentos buenos y cuáles son los malos. Un alimento libre de sellos se considerará entonces con un alto valor nutricional. De esta manera, se busca reducir la ingesta de calorías diarias que una persona común y corriente consumiría y permitirá acceder a la información completa sobre los productos que estamos por consumir.

Imagen de Unsplash

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram