Shares

El algoritmo de LinkedIn es uno de los elementos más importantes dentro de esta red social porque es el que determina qué contenido es relevante o no. Básicamente, es el guardián que decide qué publicaciones son dignas de aparecer en el feed de los usuarios en función de su perfil profesional y contactos.

Hay que tener en cuenta que muchas publicaciones que se consideran aceptables en redes sociales como Facebook o Twitter (más orientadas al ocio y a la expansión), se pueden etiquetar como inadecuadas en una red más profesional como LinkedIn. Es por esto que el feed de LinkedIn no muestra todo el contenido que tu red está publicando, sino que te muestra solo aquellas publicaciones que cree que te pueden resultar más útiles desde un punto de vista profesional.

¿Por qué es útil el algoritmo de LinkedIn?

Así, el algoritmo de LinkedIn está diseñado para que el feed de tu página sea más atractivo y más fácil de usar. Para conseguir su propósito, el algoritmo se dedica a identificar el contenido (que considere) poco profesional o spam para eliminarlo. Su objetivo final es conseguir que no haya contenido de baja calidad en LinkedIn.

Hay que destacar que existen otros algoritmos en LinkedIn, aunque este es el que te interesa conocer si quieres aplicar estrategias para que tu contenido aparezca en el mayor número de feeds posibles.

Las 4 fases del algoritmo de LinkedIn

El algoritmo de LinkedIn consta de 4 fases o etapas para el  proceso de revisión de contenido. Estas fases no están divididas ni sujetas a un estricto orden secuencial. Existen muchos factores que determinan lo lejos que llega una publicación en LinkedIn (por ejemplo, una publicación de un influencer de LinkedIn puede pasar directamente al punto 4 sin ser evaluada por los tres puntos anteriores).

Diagrama que muestra cómo funciona el algoritmo de LinkedIn en el feed (Fuente: Hootsuite)

Fase 1: el filtro inicial 

Cada vez que se publica un post en LinkedIn un bot clasifica, casi automáticamente, la publicación en una de las siguientes categorías:

  • Spam
  • Low  Quality (baja calidad)
  • Clear (OK)

Las publicaciones que son categorizadas de baja calidad, siguen teniendo posibilidades de moverse a las siguientes fases.

Fase 2: testear el engagement

Si el post ha tenido la fortuna de recibir el ‘clear’, se publica y envía a una parte de la red del usuario para comprobar cómo de popular es la publicación. Los likes, los comentarios y las veces que se ha compartido son parámetros que pueden resolver si el contenido en cuestión es suficientemente bueno para pasar a la tercera fase del filtro del algoritmo de LinkedIn.

Por otra parte, también cabe la posibilidad de que otros usuarios de la red decidan esconder ese post del feed para no verlo. En este caso, LinkedIn considerará que la publicación es negativa y la etiquetará como spam.

Fase 3: identificar la viralidad real

En este punto del fitro de spam, LinkedIn busca especificar la verdadera calidad del post. Es lo que determinará si el contenido es spam o no. Este punto es necesario porque los spammers son especialistas en publicar contenido con una alta tasa de engagement falso (crean de forma masiva cuentas falsas para poner “me gusta” y comentar la publicación en un breve período de tiempo).

Además de comprobar la credibilidad del post, el algoritmo de LinkedIn puede evaluar la relevancia y utilidad que puede tener esa publicación en una red de contactos concreta. Por otro lado, es aquí donde el filtro decide si el contenido debe volver atrás para ganar credibilidad (muchas veces sigue en el feed pero no aparece de forma frecuente. En esta situación es muy importante la interacción de los usuarios con la publicación).

Fase 4: la revisión humana

Por último, si el engagement con el post publicado sigue fuerte, llega un punto en que ese contenido se pasa a editores humanos que valoran cada publicación. Son los que deciden si se debe mostrar a una red amplia o debe desaparecer del feed.

Cuando un post sigue atrayendo la atención de la gente, lo habitual es que esa publicación siga mostrándose. El uso de humanos especializados para filtrar el contenido generado es un punto a favor para el algoritmo de LinkedIn, ya que también sirve para aprender más acerca de los factores que hacen destacar (o no) a una publicación.

5 claves para que el algoritmo de LinkedIn se rinda a tus pies

La mejor noticia de todo esto es que, tomando en cuenta ciertas estrategias, es posible hacer que el algoritmo de LinkedIn  actúe en nuestro favor. A continuación presentamos varios consejos que te ayudarán a que funcione para ti.

1. Dale a LinkedIn el contenido que necesita

Como ya hemos dicho antes, es necesario olvidarnos de Facebook, Twitter o Instagram cuando estamos en LinkedIn. A esta red social lo que le interesa es mostrar noticias, oportunidades de trabajo y contenido viral relacionado con la carrera profesional del usuario o sus contactos. Es decir, nada de vídeos humorísticos, GIFs animados o capturas de conversaciones de Whatsapp.

En esta línea, el contenido ideal en LinkedIn debe ser susceptible de ser útil para la carrera de los usuarios. Es conveniente que inspire y aconseje a otros contactos en su vida profesional y sea relevante dentro del sector en el que se trabaja. Por supuesto, las publicaciones deben venir de una fuente confiable.

2. Aumenta tu audiencia útil (personal o de negocio)

Cuanto mayor sea tu relevancia, credibilidad o red de contactos, el algoritmo va a funcionar mejor para ti. Por eso es necesario construir una audiencia útil que nos ayude a impulsar la relevancia de nuestras publicaciones (tanto sea del perfil personal o de nuestra empresa).  Es necesario pues:

  • Tener el perfil profesional o de empresa detallado y actualizado (y si es público mejor).
  • Agregar contactos que difundan contenido relevante para ti.
  • Participar en grupos de LinkedIn o crear un grupo propio.
  • Promocionar el perfil en otras web externas (páginas web propias, biografías, tarjetas de negocio, newletters, emails, etcétera).

3. Aspira a ser un influencer

Los influencers son los usuarios que mejor se llevan con el algoritmo de LinkedIn. Lo que publican es mostrado en el feed de LinkedIn con un icono similar a la insignia de verificación azul de Twitter. Se trata de usuarios creíbles (acostumbran a ser líderes de los compañías) y suelen pasar el filtro de ‘clear’ casi automáticamente. Para ser un buen influencer, es primordial optimizar al máximo el contenido para disparar el engagement.

 4. Publica en el momento adecuado y sé social

El blog EMEA de ventas y soluciones de marketing de LinkedIn sugiere que la mejor hora para publicar es las 20h de la tarde/noche. Aunque también sugiere que es necesario que cada uno encuentre su propio horario ideal, ya que muchas veces la rutina de los contactos ubicación, zona horaria influye. Esto significa que hay que testear hasta encontrar la hora que mejor nos vaya.

Asimismo, no hay que olvidar que LinkedIn es una red social. Sé amable e interactúa con otros usuarios y comparte sus publicaciones. Muchos lo agradecerán y en retorno harán lo mismo para darte crédito en su red. Este tipo de acciones hacen los perfiles más populares y fáciles de encontrar.

5. Usa la herramienta de Publisher de LinkedIn

Publisher de LinkedIn es un tipo de plataforma de blogs para que los usuarios hagan publicaciones como autores individuales dentro de esta red social. Está integrada en el feed de la página principal, justo debajo de la opción “comienza una publicación”. La difusión de las publicaciones de Publisher va más allá del feed de la página principal. Porque además se muestran en tu perfil, en los emails de los contactos de tu red (si están suscritos), las notificaciones y también  los canales.

Imagen: Depositphotos

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram