Shares

En la actualidad se viene utilizando la biometría física de las personas, para identificar con la cara o manos u ojos la verdadera identidad del cliente o usuario que accede a los servicios de una empresa con garantías de seguridad, pero ahora se vienen desarrollando técnicas y tecnologías que apuntan a la biometría de la conducta de las personas. ¿De qué se tratan todos estos avances?

Descripción de la biometría de la conducta

La biometría de la conducta se relaciona con observar y grabar los comportamientos de las personas a la hora de interactuar con los medios digitales y acceder a los diferentes servicios. 

Comportamientos que la mayoría de las veces son especiales y distintivos, diferentes a las demás personas, lo cual permite identificar de que se trata de un usuario en particular.

Tienda inteligente, la evolución del omnichannel

Como ejemplo de la biometría de la conducta podemos mencionar, el registro de la forma como se sujeta el dispositivo o teléfono inteligente, la velocidad con que se utiliza el teclado, como se navega por la pantalla, la cantidad de dedos que se utilizan para digitar la clave, y cientos de gestos tecnológicos adicionales.

Aplicaciones de la biometría de la conducta

Poder contar con la biometría de la conducta podría ser muy útil para identificar el desarrollo de enfermedades, a partir de cambios de comportamiento de los adultos mayores al utilizar sus teléfonos inteligentes, como el Párkinson o Alzheimer, para luego alertar a los mismos pacientes y centros médicos.

Los Bancos y Entidades Financieras podrían incluir a sus actuales medidas de seguridad de acceso a los servicios bancarios, la biometría de la conducta para reforzar la identificación de los usuarios, comparando los hábitos digitales del pasado y validando de que se trata verdaderamente del cliente y no de un impostor.

Una empresa multinacional como Gemalto con presencia en Colombia ofrece tecnologías digitales para dar seguridad a las transacciones y relaciones entre los clientes y empresas, en el área de identificación y protección de datos, con soluciones para la Banca y el Internet de las cosas o el sector Automotriz y el Gobierno o los Móviles y el Transporte.

Ventajas y desventajas de la identificación biométrica

Dentro de las ventajas que ofrece la identificación biométrica se encuentran el no tener que recordar claves las cuales se pueden olvidar fácilmente o copiar por terceros, y el otorgar mayores garantías de seguridad en la autenticidad de cada persona.

Sin embargo, para cada medida de seguridad surgen los antídotos para vulnerar lo que se considera infalible, ya que se han inventado formas de duplicar las huellas y los gestos faciales, por lo que surge la aplicación de la biometría de la conducta. 

Aquí surge el apoyo de la inteligencia artificial, para detectar los patrones y hábitos de las personas, para luego analizarlos contra las similitudes en los comportamientos de quienes dicen ser los usuarios.

Uno de las actuales usos de la biometría de la conducta se relaciona con el medio de transporte de mercancía, para supervisar que los conductores utilicen las rutas más eficientes para llegar a su destino.

En los aeropuertos y procesos de migración, la utilización de los servicios bancarios y el pago, el acceso a áreas restringidas, el ingreso a los centros médicos y de salud, la persecución de personas que cometieron delitos, el uso del transporte.

En casi todo tipo de aplicación digital, la biometría de la conducta se convierte en una herramienta muy importante para mejorar la experiencia de los usuarios y brindar mayor garantía de seguridad.

Imagen: Freepik

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram