Copiar enlace

Si hay un punto positivo que nos dejó la pandemia de Covid 19, fue la normalización en el uso de diferentes herramientas digitales para cumplir con las actividades en nuestro día a día; y entre tantos cambios, los restaurantes también se unieron a esta digitalización e impulsaron sus propios canales de pedidos ocasionando una baja en apps de delivery.

Baja en apps de delivery por los usuarios

Gracias a la pandemia surgieron muchas apps de delivery que permitieron a los restaurantes mantener sus clientes y ventas activas, a la vez que le brindaba a los usuarios las medidas sanitarias necesarias para no contagiarse.

Ahora con un consumidor con gusto por lo digital y buscando la forma de satisfacerlo, los diferentes comercios de comida han logrado incluir diversas herramientas tecnológicas que les ayude a atender a su público sin dependencia de otros, generando una baja en apps de delivery.

El nuevo estudio realizado por Deloitte, revela que tanto los restaurantes como los clientes prefieren una comunicación directa entre las partes. En consecuencia, los locales han implementado sus propios sitios web o aplicaciones móviles para atender la demanda de sus consumidores. A su vez, 40% de las personas encuestadas afirman que prefieren hacer sus pedidos directamente al restaurante; solo 1 de cada 10 usuarios prefiere usar una aplicación de pedidos.

“No cabe duda de que tras estos últimos años las personas han visto en los domicilios una nueva manera de cenar lo que les gusta, de una forma segura y sin tantas complicaciones o tiempo perdido haciendo fila. Por ello, los restaurantes se han visto en la obligación de encontrar herramientas que les permitan mantener el servicio en sus sitios físicos y seguir cumpliendo con los pedidos en línea indica Diana Palacio, Chief Growth Officer de Justo, partner digital de restaurantes y comercios.

Preferencias de los empresarios

Pero no solo los usuarios han influenciado en la baja en apps de delivery, también los dueños de restaurantes han tenido su parte; le han tomado gusto a atender directamente a su público, no solo porque pueden brindarle una experiencia más personalizada, sino porque pueden ahorrarse la comisión que les puede cobrar la plataforma pedidos en línea.

Palacio afirma, “Los restaurantes se están dando cuenta de que pueden entregar de manera directa, sin intermediarios o apps asociadas, una experiencia similar a la que entregan de manera física y, sobre todo, con una mayor rentabilidad, sin pagar altas comisiones que hoy en día tienen algunas aplicaciones de domicilio”.

Nuevos retos para los restaurantes

Los consumidores se vuelven más exigentes, ya no solo quieren ordenar su comida y pagar, ahora esperan sugerencias de menús basados en su historial de pedido y preferencias. Así lo demuestra el estudio realizado por Oracle Food and Beverages, el 55% de los usuarios desea ser conocido por su app de pedidos en línea.

Entonces es necesario que se incluyan las herramientas de big data, la analítica de datos y la inteligencia artificial en las app para que puedan llevar la experiencia de atención al cliente al próximo nivel.

Bueno el cambio de atender al público, sin usar ninguna herramienta ajena, no es fácil. Hay muchos retos y puntos claves a tomar en cuenta, pero los locales que lo han logrado pueden dar fe de que son más efectivos y pueden cubrir más las necesidades de su público.

Imagen Pexels

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram