Facebooktwitterlinkedin

Kiwibot empezó a funcionar en varios campus universitarios, y hoy en día está decidida a lograr la internacionalización. Se trata de una idea innovadora en un país en el que ya existen muchos servicios de delivery, cada uno con distintas maneras de trabajar pero que, en principio, funcionan de manera bastante similar.

En este caso, Kiwibot lo que hace es emplear a personas que, desde la comodidad de un panel remoto, controlan robots que se encargan de llevar las órdenes a su destino. Estos robots son muy parecidos a los utilizados en otros países, y se encargan de mantener frescos los encargos en el camino hasta su destino. Estos empleados son pagados por la empresa y permiten que la empresa funcione en un entorno altamente supervisado.

La internacionalización de Kiwibot

En un inicio el crecimiento de Kiwibot era lento y había pasado desapercibida, al punto de que nos dimos cuenta de que había salido de los campus cuando empezaron a aparecer los pequeños robots repartidores en ciudades importantes del país. Ahora, gracias a la innovación que esta representa, Kiwibot se ha internacionalizado llegando tan lejos como los Emiratos Árabes Unidos, en su capital, Dubai, donde ya pueden verse los robots repartidores de Kiwibot por las calles.

Felipe Chavez Cortez, director ejecutivo de la compañía asegura que este país del Medio Oriente, es la primera parada de Kiwibot fuera del territorio estadounidense. Este despliegue arrancará en enero, aunque ya se han realizado pruebas exitosas en ese país. Esperan, además, que, con ayuda de la Autoridad de Transporte de Carreteras de Dubai, se puedan llegar a acuerdos que beneficien tanto a la empresa como a los usuarios, a lo cual la agencia se ha demostrado dispuesta desde un principio.

Los robots de última milla

El mercado que Kiwibot espera conquistar obviamente no son las entregas de largas distancias, sino más bien las entregas de última milla, que actualmente es un pilar fundamental de la evolución de la logística en Colombia, siendo adoptada por una gran cantidad de empresas logísticas, la cuales, además, cuentan ya con un enorme grupo de comercios afiliados.

La meta final de Kiwibot, es que en cada esquina del mundo se cuente con una estación de última milla, lo cual permitiría agilizar de manera significativa las entregas bajo esta modalidad, y permitiría que los robots fueran mucho más eficientes. Para esto hace falta una inversión sumamente grande, para la cual la empresa parece estar preparada.

Esto también explica lo despacio que ha ido creciendo la empresa dentro de Colombia, ya que fuera de Medellín pocos son los usuarios que, de hecho, han utilizado este servicio. Sin embargo, se espera que este crecimiento se acelere a medida que la presencia internacional de Kiwibot también se acelera y a medida que se adoptan mejores soluciones logísticas para las entregas a domicilio.

Imagen de Unsplash

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram